UTILIZAR EL HORNO MICROONDAS

Además de traerte las mejores recetas para microondas, queremos enseñarte un poco más sobre este aparato que nos facilita la tarea de cocinar cada día.



El aparato electrodoméstico al que llamamos horno microondas se diferencia de los hornos tradicionales en que produce calentamiento en los alimentos no por medio de una fuente de calor como la electricidad o el fuego directo, sino provocando frotamiento de las partículas de la superfície de dichos alimentos; por dentro, los alimentos se calientan por conducción del calor que se produce en su superfície.

El microondas contiene un generador de ondas magnéticas que se expanden dentro del horno por medio de una hélice, cuyo sonido oímos desde fuera cuando está funcionando.


 LOS MANDOS DEL MICROONDAS:

1) Un indicador de potencia, generalmente con varias posiciones. No significa que en una posición provoque más temperatura que en otra, sino que las ondas aumentan o disminuyen el tiempo de su funcionamiento, que siempre es intermitente alternando actividad con reposo.

2) Indicaciones de utilidad, como calientaplatos, descongelación, etc. Tienen por objeto facilitar el manejo del usuario para una utilidad concreta, y evitarle el trabajo de pensar o investigar el tiempo y la potencia que necesita para tal o cual tarea que realiza con mucha frecuencia. Una vez comprendido el principio físico del microondas, observaremos algunas reglas de oro para que el aparato funcione a la perfección: 

     * No encender nunca el aparato cuando está vacío. Para evitar que se encienda accidentalmente antes de haber introducido los alimentos, tenga siempre dentro un vasito con agua, que a la vez servirá para que no se desequen demasiado las comidas.

     * No introducir nunca en el microondas un objeto de metal, ni tampoco cacharros con adornos metálicos ni pintura dorada, pues las ondas no atraviesan el metal.

     * Mantener siempre perfectamente  limpias las paredes del microondas; de lo contrario, las partículas pegadas a ellas impedirán que pasen las ondas y perderá eficacia.

     * Usar recipientes adecuados para introducir el alimento el horno, que pueden ser de plástico resistente al calor, loza, porcelana o materiales específicos. Para calentar, también podemos utilizar vídrio o cristal.


UTILIDADES MÁS FRECUENTES DEL MICROONDAS 

1) Descongelar: los alimentos son descongelados rápidamente, con la ventaja de que este período de descongelación, en que el alimento es más débil a las bacterias, resulta cortísimo.

2) Cocer: este horno cuece como el tradicional, sólo que a mucha mayor velocidad.

3) Calentar: hay muchos alimentos para los que necesitamos un calentamiento que no llegue a cocción: comidas precocinadas, infusiones, algunas salsas, desayunos, etc. se puede realizar este calentamiento en los recipientes o platos que luego serviremos a la mesa, siempre que cumplan las prescripciones.

Sobre la potencia a utilizar, diremos que para cocinar siempre usaremos la máxima potencia a no ser que en la receta se indique lo contrario; esto sucederá cuando un plato concreto necesite un tiempo de calentamiento suave.

Así mismo, es importantísimo respetar los tiempos de las recetas, pues al ser de eficacia tan rápida el horno microondas, más vale quedarse corto y repetir medio minuto de cocción que secar los alimentos.


fuente: COCINA FÁCIL MICROONDAS
            Clara San Millán 

No hay comentarios:

Publicar un comentario