Una NAVIDAD ECONÓMICA y ECOLÓGICA







En épocas navideñas es muy común beber, comer y comprar en exceso, lo que supone, inevitablemente, generar más residuos. Se calcula que en estas fechas se genera entre un 20% y un 30% más de residuos que en cualquier otra época del año. Este año, apostemos por una Navidad económica y ecológica, el medio ambiente y nuestro bolsillo nos lo agradecerán.




En Navidad los frigoríficos suelen estar repletos de comida, alimentos preparados, postres... Este año, propongámonos no comprar demasiado, para evitar que sobre y al final tenga que desecharse. Lo mejor es comprar alimentos frescos de temporada, suelen estar más sabrosos y, además, son más económicos. Y si sobra algo de comida, en lugar de tirarla se puede guardar para el día siguiente. Los envases y tuppers reutilizables son un gran aliado.Por otra parte, no hace falta comprar alimentos muy selectos para tener un menú 10. Sólo nos hace falta un poquito de imaginación para crear unos platos increíbles con productos que utilizamos a diario.














Enlaces relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario