Artículo: HISTORIA, PROPIEDADES Y USOS DE LA MARGARINA



ARTÍCULOS Y NOTICIAS. descubre las mejores recetas de cocina de la web.



HISTORIA, PROPIEDADES Y USOS DE LA MARGARINA


Desde el punto de vista dietético, la margarina es el cuerpo graso que mejor puede acoplarse a las necesidades actuales y futuras de la nutrición humana.

¿Sabías que gracias a Napoleón III disponemos ahora de la margarina? Pues sí. En la época de Napoleón III escaseaban las grasas y especialmente la manteca y la mantequilla, y fue precisamente el Emperador, que era un entusiasta de los inventos, de los descubrimientos, quien organizó un concurso entre sabios de su tiempo para descubrir un producto graso que pudiera ser consumido por el ejército, la marina y el pueblo. Este producto debía poderse conservar, según señalaban las condiciones del mencionado concurso, mejor que las grasas de que se disponía ya entonces.

Y fue un sabio llamado Mége-Mouriés, precursor de la dietética e interesado notablemente por el estudio del pan, el vino y las materias grasas, a quien, en el año 1869, le cupo el honor del descubrimiento de la margarina o, mejor dicho, de la óleo-margarina, antecesora de nuestra margarina actual. Tan pronto se enteró de las bases del concurso, Mége-Mouriés puso manos a la obra y con grasa, leche descremada y agua llegó a obtener una emulsión, elaborando así un producto satisfactorio, de buen sabor y capaz de ser conservado.

A través del microscopio, este producto presentaba un color blanco perla, lo que hizo exclamar a Mége-Mouriés al contemplarlo: "¡margaron!", vocablo griego que significa "perla".


Pero... ¿y la actual margarina?


Desde principios del siglo XX, se comenzó a investigar la posibilidad de utilizar como componentes y materias primas de la margarina, los aceites y grasas vegetales. Ésto, además de proporcionar un producto graso más estable, suponía conseguir la explotación de muchas reservas naturales que aún no eran apenas tenidas en cuenta en la alimentación humana. Gracias a la labor de estos investigadores y al desarrollo de los métodos de refinado en grasas y aceites, se consiguió la utilización de aceites y grasas vegetales en la elaboración de un producto de las características deseadas. Así se han llegado a obtener las margarinas que hoy conocemos adecuadas a las necesidades de la dietética actual..

En la elaboración de las actuales margarinas se utilizan, además de las citadas materias primas, otros ingredientes como vitaminas y leche, cuya aportación nutritiva hace de la margarina un alimento de gran valor.

Hay quien piensa todavía hoy que la margarina es un sucedáneo de la mantequilla, cuando en realidad son dos productos diferentes que pueden cumplir una misma función. Hemos de tener en cuenta que después de más de un siglo de constantes mejoras y desarrollos, la margarina tiene hoy una entidad propia frente a la mantequilla. Con el mismo valor calórico y un contenido vitamínico adecuadamente estudiado, la margarina tiene una clara ventaja en cuanto a su economía y su mejor conservación. Una buena muestra de la eficacia alimentícia de la margarina es que es uno de los productos grasos más consumidos en el mundo. Por otro lado, durante los últimos años están surgiendo diversos tipos de margarinas, cada una de ellas con características y cualidades especiales que se adecúan a los diferentes gustos y necesidades de los consumidores: las totalmente vegetales, las fácilmente untables aún recién sacadas del frigorífico... Todas estas margarinas son productos con personalidad propia que ni son ni pretenden ser sucedáneos de otros productos.

Los usos más generalizados de la margarina pueden encuadrarse dentro de dos grandes áreas: Para untar en el pan (tostadas, sandwiches, bocadillos, canapés, etc...), y para la cocina, en donde tiene múltiples usos, algunos de los cuales se recogen en este libro. Recordemos que la cocina francesa, la de mayor prestigio en el mundo, utiliza intensivamente la margarina para la preparación de sus exquisitos platos. Tanto en el área de la cocina como en la de untar el pan, la margarina aporta, además de su alto valor nutritivo, otro gran beneficio: el acompañar perfectamente cualquier tipo de alimento, realzando su sabor sin disfrazarlo.

TEXTO: "Con la sartén por el mango"


FOTO: flickr de asobal1








Enlaces relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario